Wolf Erlbruch

Quizás tenga una mirada algo seria pero no te dejes intimidar, porque Wolf Erlbruch esconde más de un secreto que te sorprenderá.

Erlbruch nació hace 67 años en Wuppertal, una ciudad mediana al oeste de Alemania. Aunque le gusta mucho tocar el saxofón y quizás podría haber sido músico, decidió dedicarse a otra de sus aficiones, el dibujo.

Tiempo después le llegó un encargo algo curioso, una historia sobre un topo que buscaba al culpable de algo desagradable que le había caído en la cabeza. "El topo que quería saber quién había hecho aquello sobre su cabeza" fue un éxito inmediato y Erlbruch comenzó a ilustrar muchos encargos, ¡incluso se animó a escribir sus propios textos!

Desde entonces su trabajo se ha empezado a conocer en todo el mundo. Es fácil reconocerlo: le encanta dibujar caricaturas de animales y cortar y pegar sus dibujos sobre papeles cuadriculados que recuerdan a los cuadernos de matemáticas, mapas del mundo y otros escenarios que encuentra en libros antiguos.

También le gusta cuidar los textos con los que trabaja. ¡Nada de tonterías! sean temas serios o divertidos para él es muy importante que estén bien escritos.
Por esa dedicación y porque nos encanta su estilo te recomendamos que no dejes pasar la oportunidad de leer relajadamente alguno de sus libros.



Los libros de Wolf Erlbruch