Buscador

Búsqueda avanzada
¡Quiero leer un rato! ¡Con book-trailer ! ¡Con vídeos! ¡Con audios!
¡Seleccionados por Leoteca! ¡Muestra del Libro! Con guía de lectura



Se encontraron 18 resultados con los criterios seleccionados

Cubierta

Tengo un dragón en la tripa

Empiezo a leer (6+)

Autor:
Berrocal Pérez Beatriz

Editorial:
Editorial Everest

Colección:
Leer es vivir

Páginas:
60

Idioma:
Castellano

Resumen

Se está preparando una función de teatro en el colegio y nuestro pequeño protagonista tiene miedo a hablar en público. Piensa que tiene un dragón en la tripa que le va dando bocados, y le roba la memoria, por eso no se acuerda de la frase que tiene que decir cuando le pregunten: ?Dime, estrella fulgurante, ¿Sabes dónde está la luna? ¿Cómo conseguirá vencer a tan terrible dragón?
Cubierta

Viento enfurecido

Empiezo a leer (6+)

Autor:
Pérez Antón, Pablo

Editorial:
Thule

Colección:
Trampantojo

Páginas:
24

Idioma:
Castellano

Resumen

El viento estaba muy pesado aquel día y nuestro niño protagonista le respondió con una ventosidad. Así empezó la guerra. El vendaval, desatado de ira, atacó las persianas de las ventanas, deslizó aullidos por las rendijas, lanzó piedras contra los cristales, coló ráfagas heladoras por las grietas. A punto estuvo de convertir al niño en una ráfaga errante. El tándem Pablo Albo / Lucía Serrano continúa con su serie de terror y añaden "Viento enfurecido" a los ya publicados "Esqueleto ladrón" y "Pelusa asesina".
Cubierta

¿Rinoceronte? ¿Qué rinoceronte?

Ya leo solo (8+)

Autor:
Albo Pablo

Editorial:
Editorial Everest

Colección:
Leer es vivir

Páginas:
84

Idioma:
Castellano

Resumen

La historia comienza cuando un erizo, recogido por un automovilista, llega a casa de una familia y se queda a vivir. Los vecinos, enterados de la historia del erizo, empiezan a llevarles animales de todo tipo, incluyendo osos pardos, equidnas y dromedarios, para que se hagan cargo de ellos; la hermana del protagonista, por si fuera poco, tiene un rinoceronte propenso a tropezar con todo pero cuya existencia y presencia ella niega: una especie de animal incorpóreo e invisible, por así decir. Aparece también un elefante que goza de la estupenda cualidad de deslizarse por debajo de las puertas, tal que si fuera una notificación del ayuntamiento: la familia le pone Rendija, claro. Al poco llega Postizo, un león viejecito, desdentado y pacífico, pero que no soporta los gritos y que, cuando alguien levanta la voz -a lo que el padre de familia tiene cierta propensión- se lo traga, aunque después lo regurgite. Hay también un cocodrilo sordo, un hormiguero cuyas moradoras están siempre al acecho de bocados sabrosos, sean éstos visitas o miembros de la familia? En fin, la familia vive cada vez más agobiada.